Buscan producir detergente con desechos de plumas de la industria avícola

Científicos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) buscan elaborar un detergente para ropa a partir de desechos de plumas de la industria avícola, uno de los principales residuos generados en las granjas.

Noticias 28 de febrero de 2020
cient1

Investigadores platenses pretenden reducir el impacto de la industria avícola sobre el medio ambiente transformando las plumas residuales en detergente para ropa. A nivel mundial, la actividad avícola desecha por año 5 millones de toneladas de plumas.

Se trata de un desarrollo del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI, UNLP-CONICET-CIC), quienes pretenden reducir el impacto de la industria avícola sobre el medio ambiente transformando las plumas residuales.

En ese marco, investigadores recurren a la ayuda de pequeños microorganismos antárticos que podrían tener distintas aplicaciones biotecnológicas y que fueron aislados durante una expedición al continente blanco realizada en 2016.

Según explicó la UNLP a través de un comunicado, si bien una parte de los desechos industriales avícolas es utilizada para la producción de harina de plumas en alimentos balanceados para peces, es tal la cantidad de toneladas que se produce anualmente que ya constituye un verdadero problema ambiental en cuanto a la necesidad de su disposición.

Las plumas están compuestas casi completamente por una proteína llamada keratina, la misma que está presente también en el cabello y uñas humanas.

El proyecto

Los investigadores platenses buscan "utilizar bacterias antárticas para hidrolizar la keratina presente en las plumas, generando productos con cierto valor agregado como enzimas proteolíticas, que puedan ser utilizadas en la industria de los detergentes para ropa".

El director del proyecto, Sebastián Cavalitto, explicó que "entre las actividades enzimáticas con las que se está trabajando, las proteasas, pectinasas y β-glucosidasas han resultado las más promisorias".Las proteasas y las pectinasas son las dos enzimas más usadas en la industria de los alimentos para el tiernizado de carnes y la extracción de jugos de frutas de pulpa dura, por citar algunos ejemplos.

Las β-glucosidasas, de uso menos tradicional, pueden ser usadas en la industria vitivinícola mejorando el color y el contenido de aromas en vinos.

Brenda Bezus, una de las becarias que conforma el equipo, explicó que, "debido al origen de los microorganismos -zonas de frío extremo-, las enzimas son activas a temperaturas bajas, lo que resulta ventajoso en diversas aplicaciones industriales. Particularmente, en cuanto a las enzimas utilizadas en detergentes para lavarropas, "pueden realizarse lavados a temperatura ambiente, optimizando el uso de la energía", aseveró.

Durante el crecimiento de la bacteria con la que los investigadores del CINDEFI trabajan actualmente, además de las enzimas se degradan las plumas, generándose compuestos formados por fragmentos de las proteínas de la pluma con actividad antioxidante. (Télam)

Te puede interesar

Chubut y Santa Cruz reforzarán protocolos preventivos

“En la reunión se abordó la problemática vinculada a la producción petrolera, con el objetivo de diseñar estrategias para disminuir los riesgos", informó en diálogo el ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich.

pozos petroleros